Colecciones Genderless

8 a

#FreeToChoose
La inclusión es la nueva norma y la moda no puede quedarse afuera.

La palabra “genderless” significa, básicamente, sin género. Se refiere a un concepto en el cual una prenda no es creada para un género especifico y se diferencian de las normas establecidas por la moda que tradicionalmente dividen las colecciones entre menswear y womenswear.

799fb89c-b2c3-4988-9c71-32ccbfe61b94

Ya sea cuando se trata del campo laboral o en la cotidianidad, separar a las personas por su género se vive como una categorización arcaica. Vivimos en un momento de lucha por conseguir igualdad de derechos entre hombres y mujeres. ¿Por qué no transferimos esa mentalidad a la moda? Siendo el género un tema tan delicado, cuando los diseñadores le agregan la “etiqueta genderless” a sus prendas como una más, generalmente esto se percibe como una situación forzada, una tendencia más a la cual la moda se quiere suscribir, y no se vive como algo realmente liberador por parte de los consumidores. Estos últimos reaccionan de manera negativa ante marcas o con publicaciones que toman la cuestión de genero a la ligera y se suman a la corriente sin una ideología que trascienda.

Tomar prestada ropa considerada del sexo opuesto en realidad no es una nueva premisa. Rick Owens, por ejemplo, es conocido por usar la sastrería e innovadoras técnicas de drapeado para crear sus tribus andróginas desde el año 2002. Además, sus castings de modelos siempre reflejaban este ethos de marca ya que en sus pasarelas se observaban modelos muy neutr@s. En los años 60 el diseñador Rudi Gernreich afirmaba que “La ropa del futuro no va a ser identificada como masculina o femenina, los jóvenes van a usar lo mismo y ese estilo será sport.” Un fenómeno que se vivió de manera intensa durante las tendencias MOD, y si viajamos todavía más atrás en la historia de la moda, en el siglo 16 en oriente estos conceptos ya estaban siendo explorados. Es decir, que no se está inventando nada, sino que dadas las situaciones políticas y sociales que se viven alrededor del mundo en cuestiones de género, era hora de que el mercado de la moda se alinee a esto.

130a2457-8850-4451-96f6-7f3d0562aa0e

Diego Labrín Ladrón de Guevara es un diseñador peruano, egresado de la Universidad de Palermo, quien a través de sus colecciones explora esto conceptos. En una entrevista realizada para La Pompayira en su última presentación durante DAB (Diseños y Autores Bolivianos) en Santa Cruz de la Sierra le preguntamos la razón de esto: “Decidí que el proyecto se transforme en genderless por las vivencias personales en las que soy cuestionado respecto al lugar social al cual pertenezco. La pertenencia a grupos simbólicos es un arma con la cual la moda ha jugado y sigue jugando, y el poder ver al género desde afuera como una herramienta de liberación en vez de como una marca hegemónica era algo que me parecía interesante de develar. También trabajo con el unisizewear tratando de que esa única talla sea inclusiva y tenga diversas dimensiones. […] No trabajo con tallas para que luzcan todos iguales, trabajo con tallas que puedan expresas como todos lucimos diferentes.”

El director creativo de Juan de la Paz, y creador de la plataforma DAB también se hace parte de este movimiento. “El futuro es ahora. Juan de la Paz es una marca inclusiva que ofrece genderless sporstwear para diversidades sexuales.” Él nos contó que esto se dio de manera orgánica ya que comenzaron haciendo colecciones de hombres y fueron mujeres las primeras clientes de sus colecciones.

Las definiciones que las personas tienen hoy en día sobre su propio género son infinitas y diversas, entonces ¿por qué deberían elegir entre prendas de hombre y mujer? Cada vez más diseñadores están creando colecciones en las cuales deciden no definir un público específico para las cuales están diseñadas. Estas marcas crean colecciones genderless porque es la versión creativa y honesta de ellos mismos para sus usuarios. Diseñan a partir de la interacción de símbolos genéricos abstractos: el cuerpo como soporte, el indumento y el espacio. Todos estos son conceptos sin género y universales. Entrelazan materiales, detalles y siluetas para generar indumentos sin género. Genderless es una manera de expresar libertad y una forma de adoptar el indumento de manera personal en la era de la híper personalización y el individualismo.