BIOWEAR

0

¿Pensaste alguna vez que las prendas podrían crecer en laboratorios? ¿En prendas que, en vez de ser confeccionadas, crecen?

A principio de este año, después de haber visitado la muestra “Manu X Machina: Fashion in The Age of Technology” en el museo Metropolitan de la ciudad de Nueva York, no deje de pensar en cómo la tecnología influye en nuestras vidas, y como hoy se puede innovar en la industria de la moda para resolver problemáticas medioambientales globales.

IMG_8690

IMG_8729

Es evidente, durante la última década, un interés creciente por parte de las marcas y los diseñadores por desarrollar textiles orgánicos, generar campañas de concientización y realizar upcycling. Hoy, la nueva generación de creadores, desafía los limites entrelazando las innovaciones biológicas, la tecnología y el diseño, para desarrollar y reinventan materiales. Lo inimaginable se convierte en posible y surgen nuevos materiales nobles, atractivos y ecológicos.

El Atelier Biológico de Amy Congson explora los límites entre el diseño y la ciencia enfocándose en las potenciales ramificaciones de la utilización de materiales vivos para crear productos. Otra gran innovadora en el tema es Suzanne Lee, una diseñadora inglesa que ha sido capaz de crear prendas hechas de bacterias, levadura y té verde dentro de su proyecto BioCouture. Lee es una de las pioneras en el concepto de hacer crecer tus propias prendas. O, también, la idea de teñir las telas de forma natural para resolver la polución creada por las tinturas artificiales es una de las más valiosas. Faber Futures, el proyecto de la investigadora Natsai Audrey Chieza con la UCL, busca combinar las estrategias de diseño con sistemas vivos para generar textiles teñidos con tinturas producidas por bacterias. Esta técnica ofrece una paleta amplia y sin límites, a diferencia de otras técnicas naturales ya investigadas.

IMG_8764

IMG_8832

El proyecto más reciente de la tendencia del BIOWEAR es el de Mariliis Niine, una diseñadora de indumentaria e investigadora de Estonia que está haciendo crecer cuero a partir de hongos de los bosques tradicionales de su tierra. Su misión, nos contó en la entrevista que le realizamos esta semana, es la de hacer crecer sus propias colecciones, y, además, obviar el proceso de ensamblado ya que no hace falta ningún elemento extra para hacer crecer las partes conectadas entre sí. Mariliis también está tiñendo las prendas de manera natural usando Cúrcuma, raíz de remolacha y espinaca. Su colección actualmente está creciendo en un laboratorio y estará terminada el próximo enero.

Bajo esta premisa las posibilidades son infinitas. Que la moda pase a crease en el atelier de un diseñador a un laboratorio ya no es ciencia ficción sino una realidad. Lo más importante de todos estos proyectos, además de sus conceptos innovadores en materia de diseño, es su gran aporte a la preservación medioambiental.

IMG_8859